domingo, 25 de octubre de 2015

Consideraciones de un director novato: PARTE 1

Hace poco mas de un mes advertimos decepcionados que no había obra de Navidad —como muchos sabéis, pertenezco al grupo de teatro universitario No Es Culpa Nuestra—. Y eso para nuestro grupo es poco más que un sacrilegio: la obra de Navidad de NECN es algo muy esperado siempre. Ahí fue cuando Alicia Fraguas, compañera del club, entró en acción y me insistió, no sé si pretendiendo realmente conseguirlo, en que dirigiera yo la obra de este año.
La idea me tentaba mucho: siempre había querido dirigir. Pero este año se juntaban todos los ingredientes para que me resultara prácticamente imposible. Tras valorarlo seriamente un buen rato, no me quedó más remedio que aceptar la propuesta. Al fin y al cabo trabajo mejor bajo presión, pero entonces no sabía lo que se me venía encima. No me consideraba preparado aún, pero teniendo en cuenta que tarde o temprano tengo intención de dirigir mi propia obra, la cual sigo escribiendo, quizá era buena idea ponerme antes con otra. Tenía precisamente una guardada en la recámara que resultaba perfecta para la ocasión, ya que se trataba precisamente del archiadaptado "Cuento de Navidad", de Dickens. Consideraba que podía ser una historia sencilla de adaptar, con un trabajo de personajes interesante, y que resultaría entretenida.
Le dije a Alicia que estaba dispuesto a poner en marcha el proyecto, pero con una condición: ella tenía que ser directora de fotografía. Además me puse en contacto con Sonia Ruiz, y la convencí para que se encargara ella de la dirección de vestuario y maquillaje. Eso me permitiría poner en práctica algo que siempre me ha costado bastante: delegar en otros. Decidí que ya que iba a experimentar, y que disponía de poco tiempo, no me quedaba más remedio que hacerlo, con lo cual también aprendería algo más.

Al día siguiente llegué al local de NECN ilusionado, y me encontré con Reto (aka Antonio Fernández), cometiendo el acierto de comentárselo, aunque aún no se había anunciado oficialmente. Me comentó que era una de las obras que se había planteado dirigir algún día, con lo que temí haberle pisado el proyecto, pero él me insistió en que siguiera adelante. Entonces le propuse la posibilidad de codirigir: eso nos daría la oportunidad de hacer el proyecto a ambos, invirtiendo menos tiempo en él. Además a mí me vendría bien, pues él contaba con mucha más experiencia que yo dirigiendo y actuado. Con esta idea comenzamos a compartir nuestras propuestas —muy similares por cierto—, y a retroalimentarnos.
Ahí es cuando comenzó la locura.


 

 


Por cierto: hace unos días fue 21 de octubre de 2015, la fecha en la que Marty viajaba con Doc al futuro, así que ayudé a Desbarbado a hacer este pequeño homenaje. Tampoco tuve que hacer mucho más que ponerme una peluca y gritar frases de la película(que no se oyen en el video), pero fue divertido.
No está en youtube, pero creo que aquí lo podéis ver:
https://www.facebook.com/video.php?v=438492549675759&pnref=story

No hay comentarios:

Publicar un comentario