martes, 21 de octubre de 2014

El final de una aventura, es siempre el comienzo de otra mayor

"Es muy peligroso, Frodo, cruzar la puerta. Vas hacia el Camino, y si no cuidas tus pies no sabes hacia donde te arrastrarán."

Cuanta razón tenía Bilbo... ¿Quién me iba a decir hace años que aquel breve relato esbozado en un parrafo se transformaría en mi primera novela?
Una clase de lengua es todo lo que puso en marcha esta aventura. Una clase de lengua y no haber hecho los deberes el día anterior, lo que me obligó a escribir a toda prisa (por suerte mi apellido empieza por "s") la narración de un supuesto sueño que recordara.

Pasado el tiempo, pensé que aquella historia podía ser mucho más interesante de lo que unas pocas lineas y mi limitada habilidad permitieron en su momento. Y eso, sumado a mi creciente interés por la escritura, motivó que me lanzara a escribir una novela.

Aquellos que me conocen, sabrán la cantidad de proyectos que comienzo y dejo abandonados, pero en ese caso, decidí centrar casi todo mi esfuerzo —ya que soy incapaz de dedicarme únicamente a una tarea— en el futuro libro. Y tras años de idear y construir la historia y el universo que la enmarca, tras charlas interminables con varios amigos —en especial Jaime Bordiú, Daniel Lopez y Pedro Poole—, dejé de escribir en el autobús (tenía una hora y media para ello) y comencé a mecanografiar. Después solo fue cuestión de (mucho) tiempo que terminara lo que había empezado.

Y después, tras registrarlo, dos años más buscando editoras debajo de las piedras. Pero no hubo suerte. O sí, porque eso me ha obligado a buscar la forma de autopublicarlo, a pasarme varias horas maquetando, con lo que he aprendido mucho, y mucho más que me queda.
Y tras todo ello puedo decir orgulloso, que ayer, día 21 de Octubre del 2014, publiqué mi libro en Amazon.

Tal vez algún lector podría decir que no es para tanto, pero la sensación de ver tu primera obra terminada, a la venta, aún si en tan humilde plataforma y posición, es increíble.

No soy ningún premio Nobel de literatura (quién sabe si algún día...), no, pero he trabajado muy duro para sacar esto adelante, y he puesto también mi ilusión en ello. Y pese a los fallos que pueda padecer mi obra, debo decir que, precisamente. una de las razones de mi orgullo es por como está escrita.
Porque, con todo, es exactamente la novela que quería escribir.

Su estilo es muy rápido y directo, sencillo tal vez, pero es que he querido precisamente que sea una obra ligera y cinematográfica, muy cinematográfica, de fácil adaptación al cine. ¿Demasiado optimista? Quizá.
Pero no queda ahí la cosa, porque, pese a todo, he tratado de darle consistencia a toda la ciencia que presento, a toda la tecnología, y más aún, la he dotado de un alma. Pues la historia, recubierta de futuro y tecnologías increibles, no es más que la historia del ser humano, la historia de un hombre y sus amigos. Y planteo preguntas y consideraciones que nos hablan del futuro de la humanidad, más allá de la simple aventura. De esta forma puedo decir que es además una verdadera obra de ciencia ficción.
¿Margen de mejora? Mucho, no pretendo justificar errores, pero si Dios quiere aún tengo años por delante para conseguirlo.

Gracias a todos aquellos que de un modo u otro me habeis ayudado a llegar hasta aquí, pues sin vosotros no habría terminado nunca este proyecto.

Es el final de una pequeña aventura, pero el comienzo de otra mucho mayor. Ahora me queda seguir avanzando.

Podéis adquirir "Último Amanecer" AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario