martes, 20 de enero de 2015

Bienvenidos al Futuro: PARTE 1.1

!Al fin¡ Libre ya de los pesados grilletes de papel que son los exámenes, puedo retomar la escritura.
Hoy voy a hablaros de algo muy interesante: nada más y nada menos que sobre el futuro que nos espera desde un punto de vista tecnológico. Y lo voy a hacer en dos partes, la primera para presentar tres inventos que ya están en su fase final y que de aquí a dos años veremos y disfrutaremos, y la segunda para hablaros de tres promesas sobre nuevas tecnologías que confío veremos en las próximas décadas.
Como veis, un tema muy de ciencia ficción.


Las primeras, en principio, podrían parecer un simple avance sobre otras cosas que ya tenemos, pero van a ser tan relevantes que de aquí a diez años la sociedad habrá cambiado mucho más de lo que lo ha hecho en los últimos veinte años.
 
1.1-Baterías de grafeno: Señoras y señores, tienen ante ustedes una de las maravillas con la que se ha soñado desde que se descubriera el verdadero potencial del grafeno allá por los noventa. Hasta ahora, durante los últimos años, habíamos oído muchas promesas y se habían creado grandes expectativas sobre el asunto, pero todo parecía muy lejos de materializarse. Pues bien, resulta que en la universidad de Córdoba han desarrollado ya una serie de baterías de grafeno, en vez de los polímeros habituales de litio o distintas combinaciones. Según los datos que aportan, estamos hablando de baterías que permitirían a un coche recorrer 1000 km con apenas 8 minutos de carga, con mucho mayor tiempo de vida y con un coste por batería un 70% menor, además de que pesan significativamente menos.
Parece mentira, de no ser porque hay ya varias empresas como Graphenano y Grabat Energy (ambas españolas) que ya se están preparando para su producción en masa. Más aún, dos empresas alemanas de automóviles —comenzarán este año a probar el producto. Es probable por lo tanto que a finales de año, o en 2016 a más tardar, veamos ya este producto en el mercado.
¿Su relevancia? No es una simple mejora de las baterías; las ventajas que ofrecen son tantas que me permito afirmar que supondrán el fin de la era de la combustión. Por supuesto que durará aún unas pocas décadas —tampoco mucho— pero este es el inicio de ese fin, la tecnología que pone los días contados a los motores de combustión, y quizá a los combustibles fósiles. El siguiente paso, reducir las baterías para poder implementarlas en dispositivos móviles.

 Esta es la primera, pero no la más sorprendente, como veremos. Espero que sirva para que os hagáis una idea de lo que nos depara el futuro cercano, en el que insisto veremos cambios mucho más sorprendentes de lo que sospechamos, y a los que nos acostumbraremos igual de rápido que a internet o las comunicaciones móviles.








Por cierto, a los que dispongáis de un teléfono con android os recomiendo la aplicación MyLinks, desarrollada por dos amigos míos hace poco, que conforman el equipo Novarami. Lo cierto es que me parece una idea brillante, en parte por su simplicidad, y que a mí por lo menos me ha hecho mucho más cómodo navegar con el móvil y comprobar las páginas web habituales. Como es lógico, si no lo viera útil no la recomendaría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario